91 787 00 00

comunicacion@acceso.com

Acceso 360 > Sin categoría  > 5 consecuencias de una mala comunicación interna
Seguimiento en Redes Sociales

5 consecuencias de una mala comunicación interna

El lugar de trabajo puede convertirse en un entorno desafiante, particularmente cuando las líneas de comunicación entre empleados y jefes no están funcionando correctamente. Este hecho siempre tiene consecuencias.

La gestión del departamento encargado de la comunicación interna es vital, tanto como su posterior filtrado a través de cada empleado para que se sienta seguro, motivado y que tenga claro los objetivos de la organización cuando esté en el trabajo.

La falta de comunicación es una de las principales causas por las que una empresa puede perder de vista los objetivos comunes. Esto produce que a menudo los trabajadores de la empresa estén desmotivados y descontentos en sus actividades diarias. La mejor manera de ayudar a que la productividad aumente o que mejore la actitud de los miembros de cualquier organización es mantener un entrono laboral feliz, y la comunicación interna para lograrlo.

Una mala comunicación interna tiene una serie de consecuencias negativas para cualquier negocio y afecta a diferentes aspectos.

Moral de los empleados 

Uno de los mayores efectos secundarios de una mala comunicación interna es que la moral de los empleados disminuirá poco a poco, ya que sentirá que la empresa no se preocupa por ellos. Pueden limitarse a hacer su trabajo y a no contribuir activamente en los objetivos de la empresa. El entusiasmo y el esfuerzo adicional desaparecerán y tendrá un efecto directo en su trabajo. Si este ambiente es generalizado, puede convertirse en un problema serio para la organización. 


via GIPHY

Objetivos claros

Una empresa debe tener objetivos claros a corto y a largo plazo. Incluso las pequeñas y medianas empresas necesitan estar orientadas hacia un objetivo. Con una comunicación interna clara, cualquier objetivo realista es perfectamente realizable. Los empleados son conscientes de lo que sus jefes quieren y de la potencial recompensa que supone el cumplir los objetivos.

Esto les motiva a hacer un trabajo mejor y les permite enfocar su energía en una dirección determinada. En otros casos, la incertidumbre puede conducir a malos resultados empresariales.

via GIPHY

Disminución de la productividad

Tener una productividad alta es el objetivo de cualquier empresa, ya que es el componente mediante el cual los empleados pueden cumplir tareas relacionadas con el trabajo. La mala comunicación dentro de la organización provoca una ruptura con la productividad. Existen dos vías:

  • Que el jefe no se comunique bien con los empleados y que no sepa transmitir los objetivos correctamente, lo que provocará que el empleado no realice la tarea.
  • O que entre los diferentes jefes o altos cargos no fluya la comunicación, aunque se comunique bien con los empleados.

Las relaciones débiles entre los líderes y el resto de los empleados crearán un mal clima laboral y una disminución de la productividad, afectando la continuidad de cada proceso que desarrolla la empresa.

via GIPHY

Errores del empleado

Los errores generalizados de los empleados dentro de una organización vienen dados por una falta de entendimiento, en vez de por un error consciente. La falta de comprensión se deriva en una falta de comunicación. Si los empleados no conocen lo que se está haciendo en la empresa, o no entiende los mensajes  no podrá llevar a acabo su tarea correctamente.

Es necesario crear líneas abiertas de comunicación entre los empleados y la directiva, y entre los mismos empleados.

via GIPHY

Descontento de los clientes

Como efecto colateral de la falta de comunicación interna, los clientes pueden percibir un deterioro en el producto o servicio que se ofrece e incluso reportar que sus solicitudes no se realizaron en el tiempo estipulado o simplemente sentirse molestos por cómo el mal clima laboral repercute en la atención que reciben por parte de los empleados.

via GIPHY

Conclusiones

La mayoría de los problemas en las organizaciones están relacionados con una mala gestión formal de la comunicación. Se generan conflictos y situaciones que dañan la eficiencia, la productividad y el clima laboral. No resolver a tiempo estos problemas provoca consecuencias que terminan por afectar los objetivos de negocio y beneficios de la organización, así como a su comunicación, reputación e imagen. Es competencia del liderazgo, reconocer estas dificultades, intervenir y mejorar la salud de las conversaciones. Con conciencia siempre es posible y necesario encaminarse hacia lograr un mejor lugar para trabajar y los resultados vendrán por añadidura. 

No Comments

Leave a reply