Acceso 360 > Comunicación  > La relevancia de comunicar tus acciones de Responsabilidad Social Corporativa
Por qué implementar acciones de comunicación RSC

La relevancia de comunicar tus acciones de Responsabilidad Social Corporativa

Una de las estrategias más efectivas para las empresas, sobre todo, en tiempos de coronavirus, es implementar acciones de comunicación RSC (Responsabilidad Social Corporativa). 

Gracias al último informa de Euromonitor Internacional, ha quedado patente que una de las mayores tendencias de los consumidores es a ser mucho más reflexivos y tener un mayor nivel de criterio respecto a las marcas a las que siguen y compran.

Por ello, es fundamental que las organizaciones sean capaces de transmitir sus valores y tomar una posición clara frente a los problemas de la sociedad. Pero, del dicho al hecho, hay un trecho. Por lo que no se trata simplemente de comunicar, sino de demostrar con acciones el auténtico compromiso a la hora de solucionar problemas y retos de la sociedad.

La RSC debe ser parte esencial de la estructura empresarial

El objetivo principal de las acciones de comunicación RSC debe ser aportar valor añadido a la empresa. Por ello, no debe entenderse como una estrategia de marketing más, puesto que con ella no se persigue la captación de leads o el incremento de los beneficios económicos. Su función va mucho más allá de los resultados tangibles.

De hecho, uno de los principales retos a los que se enfrentan las organizaciones al hablar de Responsabilidad Social Corporativa es el referente a su adecuada comunicación. Las empresas tienen cada vez más peso en la vida de las personas y, por ello, deben asumir un rol activo como parte de la sociedad.

Sin embargo, una de las cosas más importantes es que las acciones de comunicación RSC sean reales. Muchas organizaciones caen en el error de exagerar o impostar este aspecto de su marca. Si una empresa lleva a cabo acciones de RSC pero no las comunica, estas pierden su esencia. Por otro lado, si las comunica, pero luego no las pone en práctica, lo que se deteriora es la credibilidad de la empresa.

Al final, de lo que se trata es de crear un correcto equilibrio entre los objetivos económicos de cualquier empresa, y sus actividades destinadas a mejorar la sociedad, de manera que, a la larga, permita impulsar otros aspectos de la misma.

1.- Mejora la reputación de marca

El principal beneficio de las acciones de comunicación RSC para una empresa es que ayudan a mejorar y a reforzar la imagen de marca y la reputación. Lo que, además, garantiza la continuidad de las misma en el escenario empresarial a medio-largo plazo.

Si las personas cada vez se muestran más reflexivas a la hora de adquirir productos y servicios y miran con lupa las actividades de las marcas a las que compran, resulta indispensable adaptar elementos socialmente responsables en la estrategia de marketing. De esta manera, se puede atraer fácilmente a los consumidores que se identifiquen con los mismos valores.

El resultado, a la larga, es un vínculo más fuerte con ellos, de manera que se conviertan en clientes fieles y, aún de forma más deseable, en embajadores de la marca. No hay nada más poderoso que el lealtad del público y su recomendación a otros.

2.- Contribuye a mejorar la sociedad

Absolutamente todas las decisiones que se toman comunican algo. Al final, de lo que se trata es de crear un valor diferenciador frente a la competencia, contar por qué se es diferente y aportar una dimensión ética a toda la estrategia organizacional.

Por ello, las acciones de comunicación RSC tienen un papel importante a la hora de informar, educar y crear conciencia sobre diferentes causas sociales a nivel mundial. Lo que, a su vez, crea también nuevas tendencias y corrientes de opinión, influyendo en la sociedad y permitiéndole avanzar.

3.- Implica a empleados y stakeholders externos

De la misma manera, las acciones de comunicación RSC deben estar enfocadas a todos los grupos de interés de la compañía y mantener siempre la coherencia entre comunicación y acción. Para que el mensaje sea realmente efectivo, es necesario tener un profundo conocimiento de las demandas de la sociedad.

De esta manera, la empresa puede saber qué puede hacer para solucionar problemas concretos desde su posición y en relación al mercado en el que opera. Al final, se trata de definir una estrategia de comunicación efectiva que permita mejorar la relación con el público y tener en cuenta sus opiniones y puntos de vista a la hora de tomar decisiones importantes a nivel empresarial.

Sin embargo, algo que no se tiene a veces en cuenta en que los stakeholders de una compañía también son de carácter interno. Así, el compromiso social que desarrolla una marca u organización debe tener su origen en el establecimiento de los valores de marca y debe brotar desde la parte más alta de la pirámide corporativa hacia el resto de departamentos.

Por tanto, la comunicación interna en la empresa es vital para imbuir de la cultura empresarial y sus valores sociales a todos sus integrantes. Esto favorece que el comportamiento de los trabajadores esté alineado con estos objetivos de responsabilidad social que, al final, terminarán transmitiendo también al resto del público y la sociedad.

Una buena estrategia para identificar las tendencias e intereses de tu público objetivo pasa por tener una estrategia de Social Media Monitoring. En Rebold podemos ayudarte en tu estrategia de comunicación y de RSC, para que sepas qué lugar ocupa tu marca en la conversación permitiéndote tomar decisiones informadas.

No Comments

Leave a reply