Acceso 360 > Monitorización  > Cómo realizar un análisis de stakeholders paso a paso
Análisis de stakeholders: pasos para hacerlo correctamente

Cómo realizar un análisis de stakeholders paso a paso

Cuando hablamos de un proyecto organizacional, a las personas y equipos de la empresa involucradas en ella se les denomina stakeholders o partes interesadas. El análisis de stakeholders es un proceso de identificación de estas personas que se lleva a cabo antes de que comience el proyecto. Se les agrupa en función de su grado de implicación, interés e influencia en el proyecto y empresa.

Lo que se pretende mediante este análisis, es determinar la manera más efectiva de involucrar y comunicar a cada uno de estas agrupaciones de partes interesadas en todo momento.

¿Qué es un Stakeholder exactamente?

Un stakeholder es una persona, grupo u organización que se ve afectado por el rendimiento y resultados de un proyecto. Muestran un gran interés en el éxito de un proyecto o iniciativa y pueden estar dentro o fuera de la empresa que lo lleva a cabo. El stakeholder puede ejercer una influencia positiva o negativa en la materialización del proyecto.

Actualmente, cada vez más personas de una empresa se involucran en el desarrollo de un proyecto, ya sea en sus primeros pasos o en su recta final. La marca tiene que saber gestionar a cada equipo y aprender a trabajar con cada uno de ellos, incluso con aquellos que no trabajan directamente para ella.

Razones para hacer este estudio

Un análisis de los stakeholders te permite trazar y establecer el nivel adecuado de comunicación con todas las partes relacionadas con el proyecto o acción a realizar. Una inspección exhaustiva de las partes interesadas te preparará para cumplir tus objetivos o estar mejor preparado para los posibles contratiempos que puedan surgir.

Este trabajo puede ayudarte en las siguientes 4 áreas:

  • Recopilar de información esencial. A menudo, las partes interesadas más importantes pueden proporcionar información relevante que puede ayudar a mantener tu proyecto en marcha hacia el éxito.
    Obtener más recursos. Si los stakeholders entienden al 100 % lo que se necesita para que el proyecto llegue a buen puerto, es muy probable que te garanticen la disponibilidad de las personas, herramientas y recursos necesarios para conseguir los buenos resultados esperados.
    Generar confianza. Cuando tratas de involucrar constantemente a las partes interesadas en el proceso, creas una confianza que puede incentivar un apoyo sin fisuras en éste y futuros proyectos de la marca.
    Planificación anticipada. La retroalimentación constante de las partes interesadas deriva en un feedback positivo. Esto puede proporcionarte, por ejemplo, una rápida aceptación de proyectos o propuestas en el futuro.

Análisis de stakeholders: cómo llevarlo a cabo

Para efectuar con éxito un estudio de los stakeholders hay que seguir ciertos pasos. A continuación se desgrana el camino a efectuar para hacer un óptimo análisis estratégico:

1.- Identifica los principales grupos de interés

Estas agrupaciones pueden ser de distintos tipos. Lo más común es tener a tu disposición grupos internos y externos:

  • Internos. En este primer conjunto se encuentran altos cargos, directivos y el resto de trabajadores de la empresa. Igualmente, es posible añadir a los accionistas que tenga la corporación.
  • Externos. Este grupo está compuesto por clientes, comunidad de seguidores tanto On como Offline, posibles interesados en tu marca, etc.

2.- Conoce mejor tus stakeholders clave

Con los grupos ya definidos, tienes que concretar su postura hacia el  proyecto. Entre las preguntas que debes hacerte se encuentran las siguientes:

  • ¿Su interés es económico o sienten una sensibilidad especial hacia la iniciativa?
  • ¿Qué puntos son los que más les motivan?
  • ¿Quién o qué influye en su opinión y forma de trabajar?
  • ¿Cómo puedes ganarte su opinión favorable? Y si es negativa, ¿cómo puedes hacer frente a su oposición?

3.- Otorga el valor que le corresponde a cada grupo

No todas las agrupaciones tienen la misma importancia para todas las empresas. Cada una tiene sus propias particularidades, cuya importancia varía en función del sector, negocio o momento empresarial.

A la hora de valorar las características más notorias de cada grupo debes de tener en cuenta varios aspectos. Los más importantes son los siguientes:

  • Inmediatez. El interés que demuestra el grupo en conseguir los objetivos de la empresa o de un proyecto concreto.
  • Legitimidad. Las metas estipuladas no han de traspasar ninguna línea roja. Toda acción tiene que ser aceptada por la dirección de la empresa.
  • Capacidad para tomar decisiones. El poder para imponer ideas y objetivos por parte del grupo es un aspecto relevante a considerar.

4.- Influencia sobre el equipo directivo de la empresa

Las decisiones de un grupo pueden tener una gran influencia en la empresa. La repercusión puede llegar incluso a las altas esferas de mando. Asimismo, si los objetivos fijados por una agrupación pueden proporcionar interesantes beneficios a la empresa, hay muchas posibilidades de que estos pasen a la primera línea de prioridades a seguir.

Al final y al cabo, todos los grupos pelean por que sus ideas y propuestas sean las que se lleven a cabo. Y si estas obtienen buena visibilidad, mejor.

En este caso, propósitos establecidos con anterioridad pasan a un segundo plano. A pesar de ello, es imprescindible tratar de encontrar un equilibrio entre las propuestas realizadas por todos los grupos.

El análisis de stakeholders es un proceso que te llevará tiempo y esfuerzo. Por eso, es importante confiar en herramientas y colaboradores profesionales. Acceso360 pone en tu mano su servicio de clipping e interpretación de datos, para saber en todo momento el impacto y relevancia de tu marca en los medios de comunicación y redes sociales.

No Comments

Leave a reply