Acceso 360 > Content Marketing  > Cómo conseguir embajadores para tu marca
Conseguir embajadores de marca: pautas a seguir

Cómo conseguir embajadores para tu marca

Una de las claves de éxito en la comunicación actual pasa por conseguir embajadores de marca. En estos días, la relación entre marcas y sus seguidores ha cambiado radicalmente.

Fenómenos como el fan han provocado que las marcas ya no sean únicamente entidades que ofrecen productos, sino que han de tener personalidad propia y ofrecer experiencias únicas a su potenciales consumidores. Si lo consiguen, obtendrán una comunidad fiel que difundirá su imagen.

Por eso, actualmente es imprescindible saber conseguir embajadores de marca para aumentar la notoriedad y visibilidad de tu empresa.

¿Qué es exactamente un embajador de marca?

El embajador de marca, también conocido por el término Brand Ambassador, es una figura cuyas acciones sirven para dar a conocer y promocionar una marca. Gracias a su relevancia y repercusión en diversos canales de comunicación, comparten y recomiendan todo lo relacionado con una marca específica.

Por norma general, son personas comprometidas con la marca. Con sus acciones y consejos convierten productos y servicios en algo apetecible. Si el embajador trabaja con una tienda de ropa, por ejemplo, se prueba diversas prendas y habla de tallas, materiales y precios.

Diferencias entre embajador de marca e influencer

El Brand Ambassador es una persona familiarizada con la marca. Puede que sea fan y consumidor habitual. A veces hablan de ella de forma esporádica, incluso sin un motivo económico. Lo hacen por varias razones, como sentirse identificados con los valores de marca.

El influencer es probable que no tengan referencias de la marca antes de comenzar a trabajar con ella. Tampoco es descartable que ni siquiera sienta afinidad por ella. La relación profesional entre ambas partes suele limitarse a una campaña específica. Pero su gran notoriedad, sobre todo en redes sociales, lo convierte en una interesante inversión.

El vínculo con un embajador puede prolongarse durante más tiempo. Puede que incluso años. La clave radica en cuidar esa relación y cuidar a esas personas que sienten una afinidad por aquello que transmites.

Define quién puede ser tu embajador

A la hora de desarrollar la estrategia para conseguir embajadores de marca tienes que tener claro quiénes quieres que sean. Cualquier usuario con el potencial de ser cliente puede ser mensajero de tu mensaje.

También es importante conocer los nichos de usuarios más probables de alojar estos potenciales emisarios. En el siguiente listado se enumeran los más relevantes:

  • Clientes contentos con tus servicios. Una persona contenta no tiene reparos en hacer recomendaciones a su entorno cercano. Conoce a la perfección el producto o artículo, incluso sus puntos fuertes y lo que puede convencer al potencial nuevo consumidor.
  • Empleados de la corporación. Tienen conocimiento del funcionamiento de la empresa, de lo que hace en su día a día. Gracias a ello, pueden transmitir los valores de marca de una manera sencilla y honesta. Que el trabajador sea el emisor de un mensaje atractivo para el cliente potencial es un plus para tu marca.
  • Comunidad en redes sociales. No todos pueden ser embajadores de tu marca ni de tus acciones. El foco tienes que ponerlo en aquellos que interactúan más contigo, los que comparten más tus publicaciones.
  • Bloggers y redactores de artículos. Tienes que contactar con aquellos que escriban sobre la temática vinculada a tu actividad. Puedes establecer una colaboración a lago plazo con ellos. Una relación que reporte beneficios y visibilidad a ambas partes.
  • Influencers y celebridades. Su imagen notoria puede ser una gran aliada para difundir tu marca y el mensaje que deseas transmitir.

Claves para conseguir embajadores de marca

Con el target escogido, toca comenzar a planificar la estrategia. Es importante analizar la actividad del embajador y establecer las acciones para motivarle a continuar con su deber. Estas incluyen, por ejemplo, acceso a contenido exclusivo o prueba de productos antes de su lanzamiento al mercado.

Lo importante es que mantengas una estrecha comunicación con ellos. Tienen que sentirse a gusto dentro de tu propuesta de modelo de negocio. Su complicidad debe asegurar la materialización del objetivo final de tu empresa. Asimismo, tienes que vincularte con gente que ame tu marca o, por lo menos, que tenga una gran afinidad con ella. De esta manera se potencia el clásico boca a boca.

Para ello, tienes que tener los siguientes factores en cuenta:

  • Sé amable. La cordialidad y cercanía mejorará la imagen que tiene el embajador sobre ti y aumentará la posibilidad que hable más y mejor acerca de tu marca.
  • Pon atención sobre todos los aspectos. Un detalle nimio puede ser determinante.
  • Ofrece estímulos para potenciar la difusión. Estos pueden ser variados, como productos exclusivos, invitación a eventos o futuras colaboraciones.
  • Ten en cuenta sus solicitudes. Hacer ver a tus embajadores que te preocupas por ellos, que valoras su quejas y aportaciones, repercutirá positivamente en la relación que tienes con ellos.

Seguimiento y análisis de las acciones de los embajadores

Que la comunidad difunda tus mensajes, valores y acciones es muy importante, sí, pero es preciso saber su repercusión. Conocer el impacto de todo lo generado por tu marca te dará una imagen más concreta de la realidad de tu empresa.

Para ello, hoy en día tienes a tu alcance infinidad de herramientas de monitorización e interpretación de datos. Acceso 360 pone a tu alcance su clipping de prensa a medida y a tiempo real con una cobertura de más de 800.000 medios y redes sociales. Contacta ahora y comienza a mejorar tu trabajo con tus embajadores de marca.

No Comments

Leave a reply