Acceso 360 > Content Marketing  > Claves para definir tu estrategia de posicionamiento de marca
Puntos básicos para una estrategia de posicionamiento de marca

Claves para definir tu estrategia de posicionamiento de marca

El posicionamiento es uno de los elementos fundamentales del marketing moderno, tanto para productos de consumo como para B2B.  Es la forma en la que una marca proporciona valor a sus clientes. Pero para llegar a ese reconocimiento, es preciso cumplir varios aspectos. Y para ello, es imprescindible contar con una estrategia de posicionamiento de marca.

Si adoptas un enfoque inteligente y con visión de futuro, puedes influir positivamente en el posicionamiento de tu marca a los ojos de tus clientes objetivo. Una de las claves para ello es ser activo en la investigación, ya sea de tu propia marca como del mercado y sus componentes.

¿En qué consiste este concepto?

Las empresas utilizan el posicionamiento para generar una imagen del producto o servicio en la mente del cliente que desean captar. Se pretende transmitir que lo que se ofrece es único, diferencial y de gran provecho.

El marketing se emplea para comunicar tu posición en el mercado e influir en la percepción de los productos o servicios que tu marca ofrece. Ayuda a confeccionar la identidad de la marca, repercutiendo en la percepción que tiene el consumidor sobre ella y la relevancia que pueden tener otras empresas del sector sobre él.

Tipos de estrategia de posicionamiento de marca

A la hora de determinar la hoja de ruta de tu empresa puedes decantarte por varias opciones. Las más habituales suelen ser las siguientes:

  • Potenciar las características y beneficios del producto. Una opción destacada y de gran potencial es asociar tu marca, o producto de gran valor, con singularidades concretas o con ciertos beneficios.
  • Precio del producto o servicio. En un mercado cada vez más saturado, vincular tu empresa o alguno de sus servicios con precios competitivos puede ser la vía para conseguir visibilidad y éxito.
  • Calidad del producto. Tienes que hacer llegar al público que lo que ofreces, además de ser de alto valor, satisface sus necesidades y soluciona sus problemas.
  • Uso del producto que deseas potenciar. Es importante en este caso mostrar cómo hay que utilizarlo y qué puede aportar al consumidor su uso.
  • Distanciarse de los competidores. En esta modalidad se busca que los consumidores piensen que tu marca, o lo que les estás ofreciendo, es mejor que lo que tienen tus rivales de mercado.

Factores a tener en cuenta para diseñar tu estrategia de posicionamiento de marca

De nada sirve tener un producto fascinante o unos servicios premium si después apenas generan interés para tu comunidad para tu comunidad. Tener una táctica de promoción sólida te permitirá llegar al consumidor que te interesa y conseguir tus objetivos.

Pero para lograr el ansiado éxito, primero debes fijar los puntos elementales de tu estrategia:

1.- Identifica aquello que distancia tu empresa de la competencia

Identifica los puntos fuertes de tu compañía y compáralos con los que presentan tus rivales. De esta manera, podrás identificar las oportunidades que te presenta el mercado.

Con tus puntos fuertes marcados y las debilidades del resto identificadas, comienza a trazar un camino donde tus fortalezas serán prioritarias. Indica al consumidor cómo pueden valerse de ellas y qué aspectos de su día a día se verán reforzados.

2.- Conoce cuál es tu posición actual en el mercado

Es preciso saber en qué situación te encuentras. La apreciación tiene que ser muy concreta, por lo que tómate el tiempo necesario para definirlo. Es vital identificar los puntos débiles, aspectos que es necesario solventar o minimizar a través de una estrategia definida. Del mismo modo, determina la posición a la que puedes llegar con tu nueva estrategia, así como la situación en la que estarás respecto a tus competidores.

3.- Inspecciona la visibilidad e importancia de tus adversarios

Hacer un seguimiento de tu competencia puede resultar casi tan importante como las acciones a realizar por tu propia marca. Observa el mercado, sus tendencias, lo que más requieren los usuarios de tu nicho. De la misma manera, haz un listado de las empresas más potentes y compárate con ellas.

Otro aspecto a considerar es la influencia que tienen entre sí. Si toman las decisiones basándose en lo que hacen el resto, cuales son las que marcan tendencia, productos más representativos, etc. Encontrar vías para distanciarte de estas empresas te ayudará a construir una estrategia óptima para tus intereses.

4.- Diseña tu propia estrategia de posicionamiento

Tomando como base los tres puntos anteriores, es momento de comenzar a trabajar en tu estrategia de posicionamiento de marca.

Llegado a esta situación tienes que ser capaz de comprender la naturaleza de tu empresa, qué la diferencia de la competencia, las condiciones actuales del mercado, las oportunidades de prosperar en ella y cómo tu empresa puede posicionarse en la mente del cliente potencial.

Otra herramienta indispensable pasa por contar con un análisis recurrente de posicionamiento cuantitativo y cualitativo en medios y en redes sociales. A través de una evaluación continua de la proyección de la marca en dimensiones de reputación, atributos de producto o mensajes estratégicos podemos introducir ajustes y correcciones para optimizar nuestra imagen mediante acciones y campañas específicas.

Herramientas profesionales, como la de Acceso360, te permiten realizar un clipping de prensa con la mejor cobertura del momento. Además, podrás hacer tu dossier en distintos formatos y revisión de noticias.

 

No Comments

Leave a reply