Acceso 360 > Monitorización  > Los cuatro factores clave en un buen seguimiento de medios multicanal
media monitoring

Los cuatro factores clave en un buen seguimiento de medios multicanal

Los cuatro factores clave en un buen seguimiento de medios multicanal

El seguimiento de medios multicanal es una disciplina que forma parte del media monitoring. Se trata de un conjunto de técnicas que posibilitan que las empresas puedan tener acceso, de primera mano, a todo lo que se publica, se comenta y se dice en los medios de comunicación y en los medios sociales sobre ellos. 

A partir de esta estrategia de escucha, se devienen una serie de acciones para mejorar el posicionamiento y las estrategias de marketing. También informa para desarrollar los planes de comunicación. Por eso, para lograr maximizar el media monitoring es importante utilizar herramientas de monitorización profesionales.

Así, la monitorización de medios de comunicación es una actividad que consiste en analizar los contenidos que generan, producen y distribuyen todos los actores del ecosistema:

  • Los distintos medios impresos.
  • Nuevos medios digitales internet.
  • Cualquier otro medio de transmisión como la radio y la televisión en todas sus modalidades. 

Media monitoring de todos los canales

Porque un buen trabajo de media monitoring debe ser multicanal. Esta actividad de seguimiento de los contenidos en todos los canales se realiza atendiendo a diversas razones, ya sean objetivos políticos, científicos, divulgativos, publicitarios o comerciales.

Hay que tener en cuenta que el seguimiento de medios multicanal es más complicado en un momento en el que el mundo de la comunicación ha evolucionado de forma determinante. Las personas, con las nuevas herramientas de comunicación, las redes sociales, pueden convertirse en emisores, en nuevos canales de comunicación. 

De esta manera, pueden influir y lograr un impacto decisivo en las organizaciones empresariales. Un buen ejemplo es la aparición de los influencers. No hay que olvidar tampoco a los canales tradicionales, que siguen formando parte del ecosistema informativo que hay que gestionar en un buen seguimiento multicanal.

Una adecuada estrategia de media monitoring consta, básicamente, de cuatro fases. Son etapas necesarias para que los profesionales puedan generar valor y poner en relieve sus resultado.

1.- Listening. Saber quién es quién

El primer paso es escuchar a tu audiencia en sus canales habituales. Es lo que se conoce como listening, es decir, escucha activa. Y es importante que lo integres de manera consistente en la estrategia de marketing de tu empresa. Más que nada porque a partir de aquí se puede construir una estrategia adecuada.

Debes seleccionar los temas de escucha para analizar las conversaciones que se generan entre los consumidores. Y así saber lo que se piensa de tu marca en general. Al mismo tiempo, es necesario identificar a los influencers y a los líderes de opinión que ya interactúan con tu marca. 

También es importante hacer acopio de todos los comentarios que recibe tu producto o tu marca. Es ideal para, posteriormente, generar nuevas ideas. Y otro aspecto importante de esta escucha es que te permite acercarte a la competencia y descubrir sus puntos flacos. 

De esta forma, con el listening puedes alimentar con nuevo material y nuevas ideas el plan de marketing. En caso contrario, si estás fuera de onda te perderás la información relevante… hasta que sea demasiado tarde. Algo que no te puedes permitir si quieres sobrevivir.

2.- Participa. Analiza, construye y gestiona comunidades

Con la monitorización en tiempo real puedes actuar donde realmente se está celebrando la fiesta. Que puede ser tanto en las redes sociales, que son el paradigma, como en cualquier canal en el que esté activa tu organización. 

La gestión de la participación con las herramientas adecuadas te permite definir las acciones y automatizarlas. Con ello, podrás ahorrar tiempo y destinarlo para avanzar en otros campos. Y, así, colocarte un paso por delante. 

Con todos los datos y acciones realizados podrás analizar, construir y gestionar las comunidades y dar respuesta objetiva a las necesidades de tus clientes. Al final, lo que se pretende es impulsar la estrategia de la empresa de forma que puedas estar en permanente conexión con las audiencias en sus propios canales.

3.- Publica. Perfiles, redes, canales y campañas

En este punto hay que desarrollar un puesto de mando central desde el que planificar la estrategia de publicación con diversos perfiles para todos los espacios digitales en los que necesites estar presente. Así, se pueden organizar mejor las campañas para lanzar los mensajes y contenidos por los diversos canales.

Es el momento de crear un calendario visual donde estén anotadas las acciones. También debes incorporar a tu estrategia de marketing los recursos multimedia para hacer más atractivas tus publicaciones. Y no olvides que, una vez lanzados los contenidos hay que medir los impactos. Sólo así tendrás la posibilidad de reelaborar nuevos productos.

4.- Analiza. Evalúa y sigue adelante

Con todas las herramientas de datos incorporadas a tu seguimiento podrás confirmar lo que funciona mejor y lo que funciona peor. Además de cuantificar las dinámicas, adelantar tendencias y, sobre todo, convertir tus percepciones en realidades a largo plazo.

Sólo con herramientas de primer nivel como REBOLD es posible una monitorización completa del ecosistema comunicativo. No importa el canal ni el momento. REBOLD es el aliado perfecto para una monitorización adecuada de tus acciones digitales.

No Comments

Leave a reply