Acceso 360 > Content Marketing  > Contenido enfocado a resultados, la tendencia clave en el content marketing
marketing de contenidos orientado a resultados

Contenido enfocado a resultados, la tendencia clave en el content marketing

El marketing de contenidos orientado a resultados es la última tendencia en la web 2.0. El poder del contenido para atraer clientes, convencerlos y fidelizarlos es indiscutible. Y sin embargo, muchas empresas y marcas aún no dominan esta útil técnica de marketing.

El content marketing hace tiempo demostró ser una técnica efectiva para obtener resultados prácticos. Pero, además, en 2020 se puede afirmar, sin lugar a la duda, que el contenido cada vez será más importante.

Aunque este ámbito del marketing digital no está exento de retos. Uno de ellos, es el de alcanzar visibilidad en un entorno tan competitivo como el online. Conseguir que una marca destaque y se vuelva un referente gracias a sus contenidos es ciertamente una tarea difícil.

Pero difícil no significa imposible, y gracias a los avances tecnológicos, hoy es posible desarrollar una metodología de creación de contenidos basada en la experiencia real y en los datos. Y esto permitirá impactar al público adecuado con contenido elaborado específicamente para él.

El marketing de contenidos orientado a resultados como estandarte

La agencia digital Coredna ha analizado las tendencias más relevantes en el content marketing. En lo más alto de su lista de 10 imprescindibles figura la medición de los verdaderos resultados que genera esta estrategia. Los expertos de esta consultora afirman además que la evaluación debe hacerse mediante métricas sólidas y fiables.

Pero ¿cómo crear una estrategia de marketing de contenidos orientado a resultados? Hay una serie de cuestiones a las que hay que atender para poder estructurar una estrategia eficaz.

1.- Definir y conocer a tu audiencia

No se puede obtener buenos resultados con una estrategia de contenidos si no sabes exactamente a quién te diriges. Y lo que es más importante, si no sabes cómo dirigirte a ellos. La mayoría de fracasos se deben a un conocimiento deficiente de la audiencia.

Con todas las herramientas de análisis y escucha al cliente que existen, es un error no emplearlas para extraer información fiable y útil que te ayude no solo a conocer al público en base a factores socio-demográficos, sino a entender cómo piensan, qué sienten, cómo viven y qué los motiva.

2.- Selecciona los temas sobre los que vas a trabajar

Una vez tienes un buen conocimiento de tu target, es hora de trabajar sobre los temas con los que vas a elaborar tus contenidos. Aquí la clave es entender qué es lo que motiva y apasiona a tu audiencia.

En esta fase muchas empresas cometen el mismo error: intentar convertir su servicio o producto en contenido. Pero debes saber que la gran mayoría de las veces, ambas cosas están separadas.

Entonces ¿cómo definir temas de utilidad o de interés para tu público? Debes pensar exactamente qué ideas y aspiraciones unen a tu audiencia con tu marca o tus productos. El contenido será el nexo.

Por ejemplo, una academia de idiomas extranjeros que ofrece cursos en varios idiomas puede comenzar a distribuir contenidos sobre el plan de estudios, los plazos, los certificados etc. Es decir, el producto que venden.

Sin embargo, las motivaciones para querer aprender un nuevo idioma pueden ser variadas: viajar, abrirse puertas en el mundo laboral, incluso, comunicarse con un amor extranjero. Conocer estas motivaciones y trasladarlas al contenido te resultará más beneficioso.

3.- Define el tono de tu comunicación

Al igual que debes saber a quién te diriges, tienes que entender cómo debes hacerlo. El tono en la comunicación es muy importante, porque la forma de decir las cosas también transmite ideas y valores.

Aquí también cobra una gran importancia la segmentación. Puede que tengas varios targets con diferentes características. Por ello, es importante que comprendas sus códigos y te adaptes a ellos.

4.- Crea una estrategia sobre 4 ejes: información, entretenimiento, inspiración y utilidad

El contenido en una estrategia de marketing, siempre que sea posible, debe cumplir 4 funciones. Cuanto mejor posicionado esté entre estos 4 ejes, más efectivo será.

No hay nada que lleve más rápido al fracaso que compartir contenidos inútiles para la audiencia. Si ofreces información veraz y honesta, que sea útil y, además, entretenida de consumir e inspiradora, ten por seguro que tu marca atraerá a nuevos leads de forma más efectiva.

En el equilibrio está la clave. Y está claro que, aunque el componente emocional del contenido es un factor que influye de forma definitiva tal y como lo demuestra el neuromarketing, no siempre será posible incluirlo en las comunicaciones.

Por ello, diversificar la estrategia de contenidos y garantizar su calidad será la mejor forma de tocar todos los puntos de contacto con tus audiencias.

5.- Analiza los resultados de tu estrategia de marketing de contenidos

Orientar a resultados significa medir y analizar antes, durante y después de poner en marcha una estrategia de contenidos. Un correcto análisis de las campañas de contenidos te ayudará identificar qué contenidos y formatos tienen un mayor impacto y qué aspectos puedes mejorar.

Para ello, será necesario establecer 4 fases de actuación:

  • Definir objetivos y KPIs que ayuden a comprobar el rendimiento de las acciones de marketing de contenidos.
  • Identificar las métricas necesarias para comprobar si se han cumplido los objetivos establecidos.
  • Utilizar la tecnología y las herramientas adecuadas para obtener datos relevantes de forma rápida e, incluso, en tiempo real.
  • Sacar conclusiones realizando una evaluación de las métricas obtenidas para adaptar las estrategia en base a sus éxitos o fracasos.

REBOLD es una empresa líder en el análisis de comunicación basado en datos. Ofrece un servicio de Social Media Monitoring profesional para conocer el alcance real de las acciones de comunicación, especialmente, en el campo del content marketing en cualquier plataforma.

No Comments

Leave a reply