Acceso 360 > Monitorización  > Cómo medir el impacto de la publicidad: guía completa
blogs y B2B

Cómo medir el impacto de la publicidad: guía completa

¿Sabes cómo medir el impacto de la publicidad correctamente? Si tienes un negocio, independientemente de si es grande o pequeño, sabrás lo vital que es hacer publicidad o promoción de tu marca, tus productos y servicios. Solo así podrás llegar al público y conseguir una mayor cuota de mercado, sobre todo, en un entorno tan competitivo como el digital.

Sin embargo, de nada te servirá poner en marcha las mejores campañas publicitarias o invertir un gran capital si después no buscas datos fiables sobre tus resultados o tu retorno de la inversión. Y es que medir el impacto de la publicidad puede servir para muchas cosas.

En primer lugar, para ser capaz de manejar mejor el presupuesto de tu empresa y sacar una mayor rentabilidad a todas tus acciones de marketing. En segundo lugar, para conocer exactamente qué áreas son más rentables y por qué, para así poder invertir más ellas.

Medir los resultados es un ejercicio troncal en cualquier estrategia publicitaria

Tomar decisiones importantes en el negocio sin datos que las apoyen o las justifiquen es un riesgo importante para cualquier empresa. Por ello, medir los resultados debe ser un ejercicio constante en cualquier estrategia de marketing, no solo en publicidad.

Las empresas que aún no comprenden esta realidad suelen asociar el éxito de sus campañas publicitarias a un aumento de ventas. Y esto está bien, si el objetivo principal es vender más algún producto o servicio. Sin embargo, las campañas de publicidad pueden tener otros múltiples objetivos, como por ejemplo, el de generar conciencia.

Por ello, medir el impacto de la publicidad no solo ofrece datos sobre la rentabilidad de la misma. También ofrece información valiosa sobre otros aspectos como la opinión del público respecto a la marca o su comportamiento de compra. Conocer cómo se comportan los usuarios al recibir un impacto publicitario de la marca después resultará útil para:

  • Realizar cambios estratégicos en la empresa.
  • Elaborar contenidos adecuados para atraer al público.
  • Lanzar nuevos productos o servicios.
  • Identificar oportunidades de mercado nuevas.
  • Detectar posibles problemas que puedan afectar a la reputación de la marca.

Cómo medir el impacto de la publicidad

Una vez entendido lo anterior, queda claro que existen al menos dos formas de medir el impacto de la publicidad. El primero no resulta algo sencillo de realizar, pero a través de distintos métodos es posible hacer una aproximación fiable de lo que se ha conseguido a nivel psicológico y de influencia sobre el usuario.

Aquí se trata de determinar cuál es la memorabilidad de la campaña, qué tipo de emociones o ideas ha suscitado en el público, o cómo ha influido el discurso en la decisión de compra final de los usuarios.

El segundo método haría referencia al retorno de la inversión obtenido a través de las distintas campañas o acciones publicitarias. Aquí se está hablando de datos cuantificables y medibles en el tiempo. Y aunque se trata de un proceso largo en el tiempo, puesto que un aumento de ventas puede estar impulsado por otros factores, el rendimiento concreto de los anuncios sí puede ser medido de forma efectiva.

Midiendo el impacto psicológico de la publicidad

Para medir el impacto de la publicidad desde su punto de vista más intangible, será necesario emplear otras técnicas distintas a las estadísticas o contables. Una de ellas, sin duda, será el uso de disciplinas como la escucha social. En este sentido, las redes sociales son el mejor punto de partida para determinar cuál está siendo la reacción del público frente a una determinada campaña publicitaria. 

Herramientas como Brandwatch, que podemos combinar con Acceso360, son de las más completas para hacer un seguimiento de medios y poner en práctica estrategias de Social Listening. Pero, además de prestar atención a la voz de la audiencia, hay otras formas de medir este tipo de impacto, aunque puedan a día de hoy ser más tradicionales:

  • La observación directa de las reacciones y el comportamiento no verbal del público.
  • Las encuestas de opinión para las que se pueden utilizar canales como el email marketing o la mensajería.
  • Experimentos y dinámicas de grupo focales.

No resulta sencillo, y los datos no son demasiado específicos. Sin embargo, esta información sirve de apoyo para la estrategia y puede ayudar a contrastar con el resto de datos recogidos en otros métodos de medición.

Indicadores específicos para medir la publicidad en términos de rentabilidad

Lo que sí es posible medir con una mayor certeza es el rendimiento de los distintos anuncios que componen una campaña publicitaria digital. La publicidad online es muy efectiva, sobre todo, teniendo en cuenta la profunda segmentación del público que permite realizar.

Esto es lo que determinará en primera instancia la efectividad de la misma: poder alcanzar al público adecuado con el anuncio más alineado con sus necesidades. Para medir el impacto de la publicidad digital será necesario contar con herramientas de analítica como Google, o de seguimiento y análisis de datos como Rebold. Sea cual sea la herramienta que utilices, hay una serie de métricas que no deben faltar en ninguno de tus informes.

1.- Alcance

Fijándote en este dato podrás hacerte una idea de cuántas personas han visto tu anuncio, independientemente de que hayan interactuado con él o no. Por ello, la mayor parte de su utilidad se refiere a medir si tu marca tiene una buena visibilidad.

El alcance se mide en términos de impresiones y, entre otras cosas, te permite obtener información de los usuarios únicos impactados, el coste por impresión y con qué frecuencia ocurren esos impactos.

2.- Tasa de conversión

Este dato refleja la cantidad de usuarios que han terminado completando todo el proceso, desde que visualizan el anuncio, hasta que compran, rellenan un formulario o descargan un contenido, en función de cuál haya sido la acción que se haya fijado como conversión..

3.- Costo de adquisición de clientes

Para obtener este dato basta con dividir el número de personas que han realizado la acción definida como conversión (clic en un enlace, registro en un formulario, descarga de una app, etc.) entre el importe total del presupuesto gastado en esa acción publicitaria. Lo que indica es lo que te ha costado cada nuevo cliente.

4.- El CPC y el CTR

El coste por clic (CPC) suele ser un método de pago muy habitual para todo tipo de campañas publicitarias, pero no el único. Lo que hace es imputar una pequeña cantidad monetaria cada vez que un usuario hace clic en el anuncio y va distribuyendo el presupuesto total que has establecido para la campaña.

Por tanto, para medirlo solo tendrás que dividir tu presupuesto por el número total de clics que has conseguido. Por otro lado, el CTR (Click Through Rate) es el número de clics recibidos en relación al número total de usuarios alcanzados. Cuanto más elevado sea este indicador, más atractiva habrá resultado tu campaña, así que no lo pierdas de vista.

Medir el impacto de la publicidad es vital para rentabilizar al máximo tus futuras acciones de marketing, a la vez que te ayuda a identificar patrones y tendencias. Pero si quieres obtener una buena radiografía de qué es lo que tu público dice sobre tu marca, tu sector o tus competidores antes de lanzar una campaña, te recomendamos que optes por un servicio Social Media Montoring

En Rebold tenemos experiencia tanto en la gestión y set up de este tipo de herramientas como en la creación de estudios específicos que permitan conocer mejor a tus audiencias y aportar un salto cualitativo a tus estrategias digitales. ¿Quieres que te ayudemos? Contacta con nuestros especialistas.

No Comments

Leave a reply