91 787 00 00

comunicacion@acceso.com

Acceso 360 > Comunicación  > El Panorama de la Comunicación en España
Retos de un jefe de prensa y medios de comunicacion

El Panorama de la Comunicación en España

Josep Oriol, jefe de prensa de Transportes Metropolitanos de Barcelona

 

Josep Oriol Pamies, jefe de prensa de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), nos ha brindado esta entrevista en la que hemos podido profundizar más sobre la situación que están viviendo los departamentos de Comunicación actualmente.

Para Oriol, el panorama que está viviendo la comunicación institucional, especialmente en Cataluña, ha desembocado en el origen de un nuevo tipo de periodismo: el periodismo de fuentes.

“Hay algo que se esta cociendo en Cataluña, un movimiento que se da entre los que trabajamos en gabinete, para que se nos reconozca como periodistas de fuentes. Esto surge dentro del Colegio de Periodistas. Fue surgiendo la necesidad de dignificar y obtener más respeto para el trabajo de los periodistas que estamos en empresas e instituciones”.

Además añade que este movimiento pretende ofrecer unas garantías y ponerlos de acuerdo en unos mínimos deontológicos. De aquí salió la idea de unos criterios de buenas prácticas:

“Queremos que se nos considere periodistas de fuentes para romper la idea de que no hacemos periodismo”.

Los retos de un jefe de prensa

Crisis en los medios de comunicación

En noviembre 2016, se celebró el VI Congreso de Periodistas de Cataluña ,  en el Palau Macaya de Barcelona. El acto estuvo centrado en reflexionar sobre “el estado actual del periodismo y las oportunidades que ofrecen los nuevos formatos”.

Josep Oriol destaca del congreso, la ampliación del código deontológico. Esta ampliación suponía una adaptación de los valores a la realidad digital. Este código es de aplicación a todos los periodistas en Cataluña, trabajen o no en gabinetes.

Son tiempos de reconsideración y autoexamen“.

Durante este congreso, que menciona Oriol, los directores de los cinco principales diarios de Cataluña (El País, La Vanguardia, El Periódico, El Punt Avui y L’Ara), debatieron el futuro de los medios informativos.

Lluís Bassets, director adjunto de El País, dejó claro que el actual modelo industrial “está obsoleto“, y que el formato papel acabará desapareciendo.

Sin embargo, los directores no consideraron como principal problema la crisis del formato papel, sino el seguir haciendo periodismo de calidad y la lucha contra el clic fácil y las noticias falsas.

Aunque la situación actual de los medios desvela que la venta de periódicos impresos ha caído en torno al 25% en Europa, los directores se mostraron optimistas en cuanto a la transformación digital.

La realidad es que el descenso en venta ha propiciado que los ingresos de facturación se vean reducidos de 2.400 millones de euros (en 2001) a 1.450 millones (en 2015). La inversión publicitaria ha sido otra de las afectadas, puesto que se ha visto reducida a la mitad en apenas 14 años (actualmente ronda los 815 millones).

Oriol, con respecto a este tema, afirma que la comunicación se está viendo forzada a cambiar también.

“Lo estamos comprendiendo de manera diferente a como lo veíamos hace 10 años. Hay que preocuparse de los medios clásicos, de los nuevos medios y su reflejo en las redes sociales. Y con esto nos hacemos una visión de la imagen de la empresa y la opinión pública. Ya no basta con los recortes de la prensa. Y eso también tenemos que hacerlo comprender internamente a nuestros jefes y compañeros”.

 

Falta de comprensión de la situación por parte de la organización

Retos jefe de prensa y medios de comunicación

P.- ¿Notáis que los jefes no entienden este cambio que ha habido?

Oriol.- Mi jefe directo, que es periodista, sí lo entiende, pero en las compañías de las entidades hay muchos otros roles que no están viviendo esta transformación que está habiendo en el mundo mediático. No están entendiendo la crisis que sufre, sus claves y que ahora las cosas ya no son como eran. Ya no basta salir en la Vanguardia. Seguimos teniendo la obligación de tratar a los medios tradicionales muy bien pero al mismo tiempo tenemos que dirigirnos a la audiencia con nuestros propios medios. Las compañías y administraciones tienen ahora medios propios para conectar con los públicos. Todo esto es un cambio muy gordo.

Otro reto que señala Josep Oriol para este 2017 es el de contribuir a la credibilidad de las instituciones con un trabajo riguroso y constante, adaptado a las necesidades e interés de unas plataformas mediáticas cada vez más especializadas y “bajo la presión de unos públicos cada vez más exigentes”.

Por eso vamos a requerir de herramientas de monitorización y medición más precisas y globales. Vamos a tener que compartir ese conocimiento con nuestras organizaciones, a las que tenemos que ayudar a comprender la complejidad de la comunicación en la era actual”.

Falta de credibilidad

El último barómetro de Edelman, cuyo resultado ha salido a principios de este año, arroja varios datos muy relevantes para el mundo de la comunicación.

Mientras que organizaciones como Corporate Excellence opinan que la brecha entre la confianza que depositan en las instituciones los públicos más informados y el público en general se ha hecho más grande y que el público informado aumenta su confianza en las instituciones,  Matthew Harrington, director de operaciones global de Edelman, subraya (del mismo informe) que es el año en el que más ha descendido la confianza en los cuatro pilares analizados.

Estos pilares son las ONGs, el Gobierno, los medios de comunicación y las empresas.

No obstante, el dato más revelador del informe tiene que ver con la desconfianza que generan los medios de comunicación, un 82%, situándolos por debajo de la puntuación que han obtenido los grupos de ONG’s y empresas.

Esta falta de confianza viene ocasionada por la percepción que tiene la sociedad en los medios. Los encuestados ven a este grupo como parte de la élite.

Falta de credibilidad de empresas y medios de comunicación

De hecho, ha habido un dato que se ha consolidado con respecto al año anterior y que deja clara la falta de credibilidad de los medios: los motores de búsqueda vuelven a quedar por encima de los medios de comunicación como generadores de confianza.

Es decir, el 59% de los encuestados han afirmado que creerían antes a un motor de búsqueda que a un medio de comunicación.

Y a modo de conclusión, los usuarios han aumentado su confianza en las redes sociales un 11%; para los encuestados, el contenido social que comparten sus amigos y familia e incluso las empresas, es más creíble que los periodistas.

Cómo es el código deontológico del periodista de fuentes

La importancia creciente de la comunicación como un factor estratégico de gestión de las organizaciones, la demanda social de información y el incremento de profesionales del periodismo que han enfocado su carrera en los gabinetes de prensa y comunicación, ha hecho necesaria una reflexión sobre esta especialidad.

Esta reflexión, impulsada por La Comisión de Gabinetes de Comunicación del Colegio de Periodistas de Cataluña, se ha traducido a un primer acercamiento a definiciones y buenas prácticas.

Los gabinetes de comunicación deben establecer unos criterios de regulación “periodismo de fuentes”.  Conforme al acuerdo de objetivos y definiciones que establece el código, los gabinetes de comunicación prestan un servicio de información social, de acuerdo a las premisas deontológicas del periodismo.

La función de los gabinetes de Comunicación es la de asesorar a la empresa en las tareas de comunicación, creación de opinión pública y proyección social. Además, tienen como función principal informar de la actividad que genera la administración de la que dependen, satisfaciendo el derecho a la información de los ciudadanos.

Un buen jefe de prensa o “periodista de fuentes” tiene que analizar las obligaciones, necesidades y oportunidades de comunicación de la organización, estableciendo un plan, construyendo unos mensajes acordes a los objetivos de la comunicación y la audiencia y eligiendo los canales más adecuados para transmitirlos.

Relación entre jefes de prensa y otros roles:

La relación que deben tener los jefes de prensa con los publicistas, según este código deontológico, tiene que estar basada en la cooperación.

Cooperación jefes de prensa y publicistas

Juntos, deben analizar las oportunidades comerciales de la empresa y construir los mensajes publicitarios. Los publicistas, que se encargarán de gestionar los anuncios, contarán con el apoyo de los responsables de prensa para saber dónde ubicar los anuncios y conocer los canales más adecuados.

No obstante, los objetivos de ambos son diferentes, por lo que se utilizarán diferentes métricas para analizar el rendimiento de cada departamento.

En cuanto a la relación de los jefes de prensa con los periodistas de los medios de comunicación, el código destaca que debe estar marcada por la transparencia y el respeto mutuo.

Conclusiones

 

  • Los jefes de prensa de Cataluña están buscando nuevas formas de ganar credibilidad y dignificar su trabajo mediante la creación de un código deontológico.
  • Los retos a los que se enfrentan los gabinetes de comunicación son la crisis de los medios de comunicación, la falta de credibilidad de los medios e instituciones, y la falta de comprensión de la situación por parte de la organización.
  • En el Código deontológico que se está elaborando en Cataluña se establecen las funciones de los periodistas de fuentes, además de cómo debe ser su relación con otros departamentos de la institución y con los periodistas de los medios de comunicación.

 

Comments:

Leave a reply